Llamadas tragamonedas y bandidos armados, las máquinas tragamonedas se encuentran entre las formas más populares de apostar, y su casino promedio tiene más de un centenar de máquinas, muchas de las cuales están ocupadas en un día promedio. Cuando se crearon por primera vez, las máquinas tragamonedas eran un mecanismo simple que no pagaba en efectivo, sino que brindaba a los usuarios beneficios como cigarros gratis o una bebida gratis en el bar.

Hoy en día, con muchas variaciones de la fórmula tradicional, las máquinas tragamonedas son sofisticadas consolas electrónicas que utilizan gráficos impresionantes, animaciones profesionales y bandas sonoras interactivas. La forma en que se pagan y las probabilidades que se utilizan pueden variar, pero el mismo principio básico de girar los carretes y los iconos coincidentes es la fórmula generalmente aceptada. Un tipo de máquina tragamonedas que nunca deja de llamar la atención es el sistema de jackpot progresivo, que puede tener cantidades de jackpot que son casi demasiado altas para creer.

Jackpot progresivo

Un bote progresivo se refiere a un bono potencialmente alcanzable que crece continuamente con el tiempo. Los jugadores de un conjunto de máquinas tragamonedas pueden ganar esta cantidad mientras juegan, a veces dependiendo de una secuencia determinada en los carretes, otras veces completamente al azar. Lo que la cantidad actual del bote progresivo normalmente se mostrará audazmente cerca de las máquinas correspondientes, subiendo visiblemente a una cantidad astronómica.

Cuanto mayor sea la cantidad, más rumores genera, y los jugadores suponen que debe ganarse pronto, antes de que sea demasiado alta. Pocas personas saben que el premio mayor lo generan las personas que juegan, y que una pequeña cantidad de cada apuesta se agrega al premio mayor. De hecho, no es el casino el que paga la cantidad, sino las personas que juegan en las máquinas. Además, pocos se dan cuenta de que el premio mayor en tragamonedas en línea Chile está vinculado en todo el país. No son las pocas personas que ves en esas máquinas en un casino las que están tratando de obtener la cantidad, sino muchas más, en muchos casinos.

Probabilidades de ganar

Las posibilidades de ganar un premio mayor de este tipo son difíciles de calcular. No hace falta decir, sin embargo, que algunos jackpots progresivos han durado dos años, mientras que otros se han ganado en solo dos semanas. Cuando se tiene en cuenta la cantidad de personas que juegan en un momento dado, así como cuántas apuestas hacen esas personas en un momento dado, comienza a darse cuenta de cómo es que una persona que se sienta al azar gana el premio mayor. Siempre es bueno tener en cuenta que las loterías nacionales pueden acumularse durante algunas semanas, con decenas de miles jugando, y muchas se negarán a jugar, diciendo que las probabilidades de ganar simplemente no valen la pena.

Curiosamente, esas mismas personas pueden sentirse atraídas por un bote progresivo, pensando de alguna manera que las probabilidades son mejores. La verdad es que estos botes simplemente se presentan de una manera que parece más atractiva. Sin embargo, si toma en consideración todos los giros individuales de la máquina tragamonedas que ocurrieron antes de que finalmente se ganara el premio mayor, además de la cantidad de dinero que se gastó, concluirá que la lotería nacional es una mejor apuesta, cuando se trata de probabilidades de que son tan bajos que son imposibles.